Falsos mitos sobre la odontología

mitos de la odontología

Existen muchas falsas creencias alrededor de la salud bucal. Desde Clínica Dental Miguel Nicolás, nuestra clínica dental en Aranjuez, queremos aclarar falsos mitos sobre la odontología. ¡Esperamos que os sean útiles!

  • La limpieza de boca desgasta el esmalte y provoca sangrado

Falso: La limpieza, tal y como explicamos a nuestros pacientes en nuestra clínica dental en Aranjuez, se utiliza para remover la placa bacteriana acumulada sobre los dientes y de ninguna manera desgasta el esmalte. Para llevarla a cabo, nuestros dentistas utilizan aparatología específica que, a través de ondas vibratorias, rompe el sarro de la superficie del diente sin afectar en absoluto al esmalte. En el caso que se produzca un sangrado, esto nos indicará que hay una patología a tratar.

  • Mejor no cepillarme porque me sangran las encías

Falso: Una encía sana no debe sangrar y, si lo hace, es porque algo no va bien. La mayoría de los pacientes atribuye el sangrado al cepillarse al tipo de cepillo o a la técnica empleada, sin saber que la causa del sangrado es una enfermedad de sus encías que debe ser tratada. El sangrado de las encías es un signo de inflamación y de enfermedad.

  • Los cepillos duros y los enjuagues fuertes limpian mejor

Falso: Mayoritariamente se acepta que los cepillos duros son más efectivos para eliminar la placa bacteriana y las manchas en los dientes, pero esto no es necesariamente cierto. En realidad, el cepillado con un cepillo de cerdas duras o el cepillado brusco o traumático produce desgaste en el esmalte y retracción en las encías, quedando expuesta la raíz de la pieza dental. Se puede obtener un cepillado eficaz con cepillos de consistencia suave o media, en este segundo lugar son los preferidos y más recomendados por nuestro Director Odontológico Miguel Nicolás. Tampoco es del todo cierto que un enjuague bucal fuerte o con mucho alcohol es indispensable para la salud de las encías; de hecho, los enjuagues con alto contenido en alcohol pueden producir sequedad de los tejidos orales al modificar la cantidad y calidad de la saliva.

  • El mal aliento está relacionado con problemas de estómago

Falso: La halitosis o mal aliento se origina en un 85-90% de las veces en la cavidad oral. El mal olor procede del metabolismo de las bacterias anaerobias que hay en la boca; estas son capaces de degradar proteínas procedentes de las propias células de nuestro organismo o de otras bacterias y de nuestra dieta, produciéndose compuestos sulfurados volátiles. Una higiene oral deficiente, especialmente entre los dientes, enfermedades en las encías como la gingivitis y la periodontitis, y la presencia excesiva de sustratos en la lengua son las causas más habituales de halitosis.

  • Durante el embarazo no deberías ir al dentista

Falso: Durante el embarazo la dentadura se ve más afectada ya que se altera la composición de la saliva, y esto favorece el rápido desarrollo de bacterias. Por eso es muy común sufrir problemas en las encías y el esmalte. Para evitar esta situación es muy importante mantener una buena higiene bucal y visitar al dentista en caso de tener alguna molestia bucal. En nuestra Clínica Dental en Aranjuez, estamos acostumbrados a ver chicas embarazadas con problemas de esmalte y de encías.

  • Cada embarazo un diente

Falso: La sabiduría popular advierte que cada embarazo cuesta un diente. Pero si la mujer embarazada toma sencillas precauciones para su cuidado dental, esto no debería suceder. En realidad, la pérdida de dientes que se ha achacado al embarazo se debía a la presencia de caries que, obviamente estaban ya presentes antes del embarazo. Lo que sí provoca el embarazo en la boca es una mayor inflamación de las encías, especialmente si las encías ya presentan inflamación antes del embarazo. Es el sangrado de encías lo que lleva a la mujer al dentista durante el embarazo, y es entonces cuando se detectan las caries que ya estaban presentes, y lo que, en algunos casos, hace necesario la extracción de los dientes afectados.

  • Las consultas del dentista son un lugar frío y doloroso

Falso: En nuestra Clínica Dental Miguel Nicolás queremos que disfrutes de tu visita al dentista, por este motivo contamos con espacios diseñados para que te encuentres cómodo y tranquilo. Te animamos a que leas el post que tenemos publicado sobre cómo tratamos a nuestros pacientes, entre los que se encuentran pacientes con fobias.

  • El blanqueamiento dental desgasta los dientes

Falso: Si el blanqueamiento dental es realizado de forma correcta, como lo hacemos en nuestra Clínica dental Miguel Nicolás, con productos de calidad, este tratamiento no desgasta los dientes. Los posibles efectos secundarios durante el tratamiento serían un aumento en la sensibilidad dental, que desaparece al finalizar el tratamiento y que varía de un paciente a otro. El mejor tratamiento para blanquear los dientes es el que prescribimos dependiendo de un diagnóstico sin coste realizado por personal cualificado, a cada paciente que lo solicita.

  • Que las encías sangren cuando nos cepillamos los dientes es normal

Falso: Aunque es algo muy frecuente, no quiere decir que sea normal. Cuando las encías sangran es porque están enfermas. En nuestra Clínica Dental de Aranjuez recomendamos pidan cita para analizar su caso. La Gingivitis y la Periodontitis son las enfermedades más frecuentes de las encías y constituyen la llamada enfermedad periodontal. La enfermedad periodontal es muy frecuente y afecta al 80% de la población a partir de los 30 años de edad, siendo la primera causa de pérdida de dientes en la cuarta década de la vida.

  • Beber agua no es importante para la salud bucodental

Falso: La generación de saliva tiene como objetivo cuidar los dientes y la boca de las bacterias. Es importante beber mucha agua para que las glándulas produzcan más saliva. Al dormir, la creación de saliva es menor, por ello se aconseja cepillarse los dientes por las noches antes de ir a la cama, ya que de esta manera, los restos de comida no se transformarán en caries.

  • Las bebidas gaseosas pueden dañar los dientes

Verdadero: Las bebidas gaseosas tienen componentes muy ácidos, por lo que si no se cepillan los dientes después de su consumo se propicia un medio que impacta sobre los dientes. Si una persona toma mucha bebida, lo más probable es que tenga algún problema dental asociado a ellas.

  • Lo que mejor me van son los palillos de dientes después de las comidas

Falso: El uso de palillos que no estén específicamente diseñados para limpiar la placa entre los dientes, no es aconsejable, ya que con él puede producirse lesión en el espacio entre los dientes ocupado por la papila, de forma que se infringe un trauma repetitivo que debe evitarse. La seda dental (si no hay apenas espacio entre los dientes) o el cepillo interproximal (si entre los dientes hay suficiente espacio) son las opciones más recomendadas para sustituir definitivamente la función de los palillos. Eso sí, hay palillos dentales específicamente diseñados para la higiene interdental, con eficacia demostrada en el control de placa interdental y en la inflamación gingival.

  • En la actualidad las “muelas del juicio” no sirven para nada

Verdadero: Hace miles de años los hombres utilizaban sus 32 piezas dentales para facilitar la digestión de los alimentos. Sin embargo, el cambio de dieta y hábitos provocó una adaptación que cambió la morfología de la cara, volviéndola más estrecha e impidiendo que los últimos molares emergieran. Por lo tanto, en la actualidad no tienen ninguna utilidad.

  • El enjuague bucal es útil para una buena higiene dental

Verdadero: El enjuague bucal es un buen complemento para la salud dental, pero no reemplaza al cepillado. La higiene bucodental se debe completar con el uso de seda dental para alcanzar todos los espacios donde el cepillo no actúa.

  • Como mis encías no me duelen, no necesito tratamiento

Falso: El hecho de no tener dolor en las encías no es signo de salud bucodental. En los estadios iniciales de muchos trastornos periodontales la enfermedad puede pasar desapercibida, sin síntomas evidentes y cambios mínimos (por eso se llama a la periodontitis ‘la enfermedad invisible’). Por ello, es muy importante que el dentista examine periódicamente sus encías para confirmar la salud y prevenir el desarrollo de la enfermedad.

 

Y para terminar el artículo sobre mitos de la odontología, os adjuntamos algunos consejos para llevar una buena salud bucodental:

  • Cepillar los dientes después de cada comida.
  • Complementar el cepillado con el uso de seda dental.
  • Visitar periódicamente al dentista.
  • Elegir pastas dentales con flúor y no abrasivas.
  • No mascar chicle de manera constante. Si se hace, elegir chicles sin azúcar.
  • Evitar fumar.
  • Evitar la alta ingesta de té, café, vino tinto y bebidas gaseosas.
  • Llevar a los niños a controles periódicos desde los 2 a 3 años.

Y recuerda, si tienes dudas o alguna dolencia que quieras consultarnos, pídenos cita! estaremos encantados de atenderte.

Equipo Odontológico de Clínica Dental Miguel Nicolás

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *