Efectos y consecuencias de los piercings en la boca – Clínica Dental Miguel Nicolás

piercing-en-la-boca

En nuestra Clínica Dental Miguel Nicolás recibimos a muchos pacientes con dudas, preocupaciones o complicaciones dentales relacionados con los piercing bucales-maxilofaciales.

Mientras que los piercings en la lengua, el labio, frenillo o la mejilla pueden ser atractivos para algunas personas, es importante saber que conllevan una serie de riesgos de salud que deben tenerse en cuenta antes de tomar la decisión de colocártelo y una vez que lo llevas.

Los piercings que más complicaciones generan son los de la lengua o los labios, que provocan recesión gingival (pérdida de encía) en más de un tercio de los casos. Un problema que, si no se trata, puede derivar en la pérdida de dientes.

La placa y el sarro tienden a acumularse en el piercing, por lo que aumentan las bacterias y se inflaman los tejidos alrededor de este, facilitando la aparición de halitosis (mal aliento). Además, el microtraumatismo continuo del piercing sobre la encía provoca retracción y puede llegar a dañar el hueso que sujeta el diente, por lo que se incrementan las posibilidades de que este termine cayéndose. También causa desgaste y fractura dental.

Los problemas de salud que puede provocar el hecho de tener un piercing en la boca, no solo se restringen a la cavidad oral, también pueden afectar a la salud general de la persona. Problemas como pueden ser infecciones, endocarditis, daño de nervios y sangrado, enfermedad periodontal, reacción alérgica al metal, alteraciones del habla (el piercing en la lengua altera la pronunciación de las palabras que contengan las letras R, S, T y L), etc.

Si después de estas advertencias, ya has decidido seguir adelante con el piercing oral, yo ya tienes uno, deberías tener en cuenta todos estos consejos:

  • Si tienes un piercing oral o lo tuviste en el pasado, te recomendamos que acudas a tu clínica dental para que el dentista pueda examinar el estado de tu boca, evaluar sus posibles daños y prevenir los futuros riesgos.
  • Mantén el piercing siempre limpio utilizando un enjuague bucal después de cada comida.
  • Intenta evitar el choque del piercing con los dientes.
  • Cuando hagas deporte, quítatelo para evitar todo tipo de problemas.

Visita tu dentista regularmente y recuerda mantener una perfecta higiene oral si no quieres exponerte a las infecciones. Es un consejo del equipo médico-sanitario de Clínica Dental Miguel Nicolás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *